Serie de mensajes actual

The Living Hope of Easter

Gran idea:

I Pedro es una carta escrita para animar a los cristianos que estaban bajo severa presión a renunciar a su fe. Fueron arrestados o encarcelados, retenidos sin derecho a fianza ni derechos, maltratados físicamente por sus captores, sometidos a confiscación de propiedades, exiliados e incluso asesinados. La carta de Pedro ofrecía esperanza viva en un mundo que parecía no tenerla. Por esa razón,

I Pedro es relevante para nuestras vidas hoy.

Aunque nuestras libertades no son cuestionadas ni abusadas de la misma manera que los primeros cristianos, el mundo que nos rodea ofrece poca esperanza. Promete que una distracción más, una relación más o un logro más nos colmarán. Y cada vez esas promesas fallan.

La carta de Pedro fue un contraste refrescante con lo que estaban experimentando los primeros cristianos. Las palabras de su carta dieron esperanza viva a los cristianos en un mundo sin esperanza. Si les ofreció eso en esas circunstancias, ¡ciertamente puede ofrecernos la misma esperanza viva a nosotros!

La esperanza viva de la Pascua

Adoración

Acompáñanos este fin de semana.

En el campus

9:30 am • Inglés
11:30 am • Español

10311 NW 58th Street
Doral, FL 33178

En línea

Acompáñanos en vivo desde cualquier lugar los domingos a las 11:30 am.

Mensajes previamente grabados

La esperanza viva de la Pascua

7 de abril | Alegría en el sufrimiento

La esperanza viva de la Pascua

14 de abril | ¿Cómo viviremos ahora?

La esperanza viva de la Pascua

28 de abril | Sigue sus pasos

La esperanza viva de la Pascua

5 de mayo | Coherederos de la vida

La esperanza viva de la Pascua

12 de mayo | Es mejor sufrir por hacer el bien

La esperanza viva de la Pascua

19 de mayo | Vivir para Dios

La esperanza viva de la Pascua

26 de mayo | ¡No te sorprendas, la vida no es fácil!

Plan de serie

7 de abril | Alegría en el sufrimiento
Dolor. Sufrimiento. Dificultades. Pérdida. Estas experienciasa pueden causar desesperanza. Necesitamos una alegría más profunda, una esperanza más profunda por la cual vivir para seguir adelante. La Pascua nos da eso. ¡También lo hace el hecho de que Dios estuviera pensando en nosotros desde antes de la creación! El Dios que nos eligió antes de que todos los tiempos no nos dejará ahora. El futuro que esperamos hará que todo valga la pena. Eso nos da motivos de alegría. Nuestro sufrimiento no carece de sentido: nos centra cada vez más en la herencia que nos espera.

14 de abril  | ¿Cómo viviremos ahora?
No es fácil ser cristiano en nuestro mundo. La esperanza viva de la Pascua lo hace más fácil, lo hace posible. Aprendemos a pensar con esperanza y a vivir con esperanza. La forma en que vivimos muestra lo que esperamos. Dios nos hizo “extraños” en este mundo con el nuevo hogar que nos ha prometido. ¿Vivimos como extraños? ¿O nos olvidamos que es más que esto? No disfrutaremos vivir con el amor de Dios hasta que tengamos el temor correcto de Dios. ¡Lo que Jesús hizo por nosotros en la Pascua nos da toda la razón del mundo para tener esperanza y vivir de manera diferente!

21 de abril  | El edificio más grande, la historia más grande
¡Jesús nos purificó y nos hizo nuevos! Así que no tiene sentido seguir viviendo como antes. Vivamos vidas nuevas, imitándolo. Amar a los difíciles de amar. Crezcamos en nuestra fe al seguir alimentándonos de su Palabra. ¡Devorémosla! Él nos está construyendo para convertirnos en un edificio – el edificio más grande – un edificio espiritual – ¡Su Iglesia! ¡El edificio más grande con la historia más grande! Él es la piedra angular y el fundamento. ¡Nuestro propósito es glorificar a Dios en el mundo que nos rodea con nuestras vidas, nuestras palabras y nuestro testimonio!

28 de abril  | Sigue sus pasos
Vivimos en dos reinos diferentes: el reino del mundo y el reino de Dios. Como ciudadanos de este reino, estamos llamados a someternos a las autoridades gobernantes. Es parte de cómo honramos a Dios. Pero hacemos esto recordando que hay un solo Rey verdadero, y Él no es elegido por votación. Honramos a nuestros líderes, pero adoramos al Rey. Nuestra sumisión muestra adoración a nuestro Rey celestial. La verdad es que somos libres. Libres en Jesús – en la esperanza viva de la Pascua. Así que vivamos como personas libres. Pero como siervos que honran a Dios. No somos los primeros en sufrir. Jesús lo hizo por nosotros. Sigamos sus pasos. Nunca tendremos que sufrir lo que Él hizo. ¡Y en momentos de sufrimiento injusto, descubriremos a quién adoramos verdaderamente!

5 de mayo | Coherederos de la vida
Los esposos cristianos son una lección objetiva para el mundo del amor de Jesús por nosotros. Se someten unos a otros y se aman como Jesús ama a la iglesia. Esto no siempre es fácil. Y no nos gusta lidiar con palabras como "sumisión". Pero hay una belleza aquí en cómo Dios usa a esposos y esposas, iguales, complementandose uno al otro, coherederos de su salvación y bendiciones, no sólo para amarse unos a otros, sino para compartir su evangelio con el mundo. Es una belleza que nunca se desvanece. No es debilidad: muestra fuerza. Esta lección ayudará a los esposos y esposas a vivir el llamado que Dios nos ha dado.

12 de mayo | Es mejor sufrir por hacer el bien
No es fácil sufrir. Queremos contraatacar y vengarnos. Pero como seguidores de Jesús, vivimos de una manera nueva. No devolvemos mal con mal, sino mal con bien. ¡Estamos llamados a bendecir activamente a las personas! ¡Incluso a las personas difíciles de bendecir! Si tenemos miedo de la gente, mantendremos la boca cerrada y no compartiremos la esperanza vivificante que tenemos para compartir. Recordemos la esperanza viva de la Pascua. Eso nos abrirá la boca y nos dará motivos para compartir nuestra esperanza. ¡Tenemos una esperanza viva y eterna! La muerte no es la última palabra. La fe que el Espíritu Santo nos ha dado nos lleva a esa esperanza. ¡Nuestro “sufrimiento” conducirá a la esperanza para muchos!

19 de mayo | Vivir para Dios
Jesús sabe lo que es ser ridiculizado, abandonado y humillado. Él sufrió por nosotros y al hacerlo, nos dio una razón para vivir para Él, incluso cuando eso sea difícil o signifique sufrimiento para nosotros. El primer enemigo con el que tenemos que luchar es nuestro propio yo pecaminoso. Anhela cosas que Dios sabe que no son buenas para nosotros. Dejemos que Dios cambie nuestros corazones y mentes, lo que comenzará a cambiar nuestro comportamiento. La mejor manera de hacerlo es vivir con el fin en mente, especialmente cuando el camino es difícil. Vivir para Dios incluye dominio propio, sabiduría, amor, mostrar hospitalidad, servir, dar. Hacemos todas estas cosas juntos como el cuerpo de Cristo que somos.

26 de mayo | ¡No te sorprendas, la vida no es fácil!
No es fácil ser cristiano hoy. Nunca lo ha sido. Jesús dijo que ese sería el caso. Necesitamos una alegría más profunda, una esperanza más profunda por la cual vivir para salir adelante. La Pascua nos da esa esperanza viva. Pero no te sorprendas por el sufrimiento. Jesús también lo experimentó. ¡Regocíjate en ello! ¡Es una prueba de que le perteneces a Él! ¡No te avergüences, es un honor! No tenemos nada que temer sobre el futuro, ¡pero sí mucho que esperar! ¡Estamos en manos del Dios que nos amó tanto que sufrió por nosotros y dio su vida por nosotros!

2 de junio | Sigue a tus pastores y mantente firme
Como ovejas, somos propensos a deambular. Necesitamos un Pastor sobre nosotros y debemos pastorearnos unos a otros. Sigamos a nuestros pastores, oremos por ellos y animémoslos. Todos estamos sirviendo al Pastor que dio su vida por nosotros. ¡Así que nos humillamos, pero Dios nos exaltará! No hay lugar más seguro en el universo que en las manos de Dios, así que dejemos todas nuestras preocupaciones en Él. Necesitamos su protección: ¡el enemigo es real! Pero estamos a salvo con Dios. Para siempre. El mundo puede quitárnoslo todo… pero no puede quitarnos nuestra identidad ni nuestro futuro. ¡Así que mantente firme en esa esperanza viva! ¡Y espera con ansias lo que Jesús volverá a hacer por ti!